La globalización ha obligado a las empresas a modernizar sus procesos, a ser más productivas para lograr un buen nivel competitivo dentro del mercado nacional e internacional. La búsqueda de la optimización de los procesos y de la productividad  requiere que las empresas se dediquen plenamente a cumplir con su razón de ser,  buscando ayuda de terceros para suplir el resto de necesidades.

En los últimos años el outsourcing ha demostrado ser una herramienta útil para el crecimiento de las empresas.

En esta área también podemos ofrecerle un servicio de consultoría o de outsourcing si así lo prefiere, podemos poner a su disposición el recurso humano especializado que usted requiera y desarrollar sus propias soluciones.

En aquellas funciones o procesos claramente estratégicos con respecto al “Core Business” y donde la organización no tiene el nivel de competencia requerido, se puede optar por una de las siguientes opciones:

1º  Realizar una reingeniería de procesos, y por supuesto de personas, llevando a cabo un reciclaje del personal propio, adaptándolo a los niveles de competencias exigidos.

Adoptar una decisión de Outsourcing.

Recurrir a alianzas o asociaciones estratégicas (partner-ship, joint-venture, etc.).

Parece aconsejable en aquellos procesos que no son críticos en el objetivo final del negocio o que no vayan a serlo en el futuro, delegarlos en una organización especializada. Así, una vez identificadas las funciones clave, todas las demás funciones podrían ser objeto de externalización.

Con el objetivo de ahorrar en costos, tener acceso a recursos tecnológicos de primer nivel, calidad, expandirse y garantizar un rápido retorno de la inversión, la externalización, tercerización o Outsourcing de áreas y procesos es actualmente uno de los principales aspectos de inversión por parte de las grandes compañías.